lunes, 5 de octubre de 2009

El analisis de Spaghetti del rock, de Divididos


SAPAGHETTI DEL ROCK
Pistones de un curioso motor
de humanidad
resortes viejos de este amor
que se va.
Memoria hostil de un tiempo de paz
sin paz.
Narices frias de una noche atrás.
Besos por celular
las momias de este amor
piden el actor de lo que fui.
Pantalla de la muerte y de la
canción,
proyectos de un nuevo spaghetti
del rock.
Ciclope de cristal
devora ambición,
vomita modelos de ficción.
Remontar
el barrilete en esta tempestad
sólo hará entender
que ayer no es hoy
que hoy es hoy
y que no soy actor de lo que fui.
Album: Narigon del siglo
Artista: Divididos

Tenemos dos visiones para Spaghetti del rock
La primera es que relata un poco lo que Divididos siente cada vez que le proponen hacer algo con el mito-Luca. Un spaghetti del rock son los modelitos que surgieron en el rock a partir de los 90's, tratando de querer cubrir el espacio vacío que dejó Luca al morir.
La otra visión probable, es la separación de Ricardo Mollo y Érica García, efectuada en plena etapa de composición de la banda, lo cual habrá afectado el estado de ánimo del guitarrista y algunas de las frases de este bello tema, son dedicadas para ella.

1) El motor sería la banda del pasado, el amor que va, Sumo. Lo que lo hace mover y hacerse gigante día a día son los nuevos fans que van apareciendo.
El motor se sigue moviendo y sigue yendo más y más rápido con los nuevos fans, lo que hacen que se siga agigantando la figura del líder muerto.
Memoria hostil la de "las viudas de Luca" que recuerdan esos momentos de paz, en donde pasaron los, quizá, mejores días de sus vidas. Pero por el ritmo vertiginoso y de autodestrucción de la banda, eran sin paz, era un caos todo eso. Sin embargo los siguen teniendo como los mejores de sus recuerdos a esas noches de narices frías.
Acá volvemos a la actualidad, dejamos de lado todo lo que realmente vale de Sumo. Aparecen productores con ganas de desenterrar el mito de Luca y llenarse los bolsillos. Para eso, convocan a los demás integrantes de la banda y le hacen propuestas millonarias (los besos por celular, serían) para que actúen de ellos mismos para enriquecer el proyecto.
La pantalla de la muerte y la canción es la simulación de que está todo bien.
Tapamos todo lo que estamos sufriendo y seguimos. Dejamos atrás lo malo, para sumarle nuevos problemas y seguir revolviéndonos pero va a llegar un momento en que terminará por explotar todo.
Es la cámara filmadora que se come tu vida. Como dicen los indios, te chupa la imagen y vomita una imagen sin espíritu y plana que perdió toda espiritualidad.
Los que vivieron la historia verdadera, viven el presente, no les interesa desenterrar nada para volver a vivir algo anterior y que debe quedar para siempre en el recuerdo de ellos y de los que fueron parte de esa historia. Entonces tienen que "remontar el barrilete en la tempestad", hacer fuerza por lo suyo, para pelear por lo que les pertenece y de esa manera podemos entender que ayer no es hoy, que Luca está donde está para siempre, que nadie lo tiene que desenterrar

2) Los resortes viejos nos indican que el amor se esta por terminar en cualquier momento, el motor sigue andando, pero en cualquier momento, se va.
Acá ya se terminó todo, pero el tipo flota en el recuerdo. Se acuerda de los momentos "de paz", en los que supuestamente caminaba todo bien, pero parece que no, la paz quizá no era tan de verdad.
Lo de las narices frías, en esta lectura, se puede ver como que los dos enamorados se besan y se sienten mutuamente las narices frías. Pero eso fue la "noche atrás", no ahora
Nada más vacío que un beso por teléfono, no es lo mismo, es mucho más frío.
Acá esto lo podemos leer como que es la pareja ya disuelta pero las cosas quedaron bien, aparentemente. Las momias del amor, el pasado, le piden al hombre que actúe y que renueve su amor con la muchacha.
El cíclope era un monstruo de la mitología griega con un solo ojo. Es de cristal, grande pero demasiado frágil.
El cíclope sería este amor falso que queremos rejuvenecer, el proyecto de spaghetti es de cristal, es de mentiras, no es tan sólido como el primer amor que tuvimos, entonces no va a durar mucho. Este amor de cristal devora la ambición que tenemos los dos por querer revivir la llama, pero al ser ficticio, lo que suelta son modelitos de ficción, dos personas que actúan su amor, por lo que, este proyecto de spaghetti, no prosperará.
Acá el hombre se habla a sí mismo, quiere poder salir del problema que le trajo la separación, quiere remontar su barrilete a pesar de la tempestad. Quiere dejar atrás lo que fue, ahora intentará una nueva vida, tratando de no volver al tortuoso pasado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario